Microcréditos

Los microcréditos buscan hacer llegar el dinero, en condiciones muy favorables a pequeños emprendedores.

Tienen las siguientes características:

  1. La reducida cuantía de los préstamos. Se trata de pequeñas cantidades de dinero.
  2. Se conceden a muy corto plazo, normalmente por un periodo de un año o inferior.
  3. Los periodos de reposición son muy pequeños y las cantidades devueltas en cada reembolso son, asimismo, muy reducidas.
  4. Se conceden sin garantías colaterales.
  5. Por último, los recursos prestados, se invierten en actividades escogidas de antemano por los propios prestatarios.

Estos son los carácterísticas generales, si bien, la entdad que los concede puede fijar sus propios requisitos.

En Cantabria hay varias entidades que los ofrecen o que pueden ayudarte a acceder a ellos con mayores facilidades:

Sodercan

Sodercan pone a disposición de las nuevas empresas que inicien su actividad, una línea de financiación mediante microcréditos en condiciones preferentes y ventajosas respecto a las de mercado, que faciliten la puesta en marcha de la nueva iniciativa empresarial.

Se consideran como elegibles los costes iniciales y de puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales. El préstamo debe destinarse exclusivamente a financiar los siguientes conceptos: resumen bases¿

i) Inmovilizado material, excepto la adquisición de terrenos y edificaciones:

ii) Inmovilizado intangible: únicamente aplicaciones informáticas, propiedad industrial, propiedad intelectual y cánones de concesiones administrativas.

iii) Aprovisionamientos iniciales de existencias destinadas a su transformación y comercialización o a su comercialización directa.

Como funciona

El importe del principal de los préstamos suscritos al amparo de esta línea será como máximo de 25.000 euros, no pudiendo exceder del 30% la parte destinada a financiar aprovisionamientos de existencias.

El tipo de interés nominal anual aplicable para las operaciones acogidas al presente programa será el fijado según convenio suscrito entre SODERCAN y la Entidad Financiera.

SODERCAN se compromete a subsidiar el tipo de interés a pagar por el beneficiario del préstamo, de forma que el máximo aplicable a la operación descontando la subsidiación del tipo de Sodercan, será un máximo de 300 puntos básicos.

El plazo de vigencia de las operaciones acogidas a este convenio será como mínimo de 2 años, pudiendo alcanzar hasta 5 años, incluidos de manera opcional 6 meses de carencia en la amortización del capital e intereses.

El tipo de interés de demora aplicable por la entidad financiera no podrá exceder del 10% anual.

Sodercan asumirá los gastos de comisión de apertura que la entidad financiera repercuta o pueda repercutir a los beneficiarios, derivado de las operaciones aprobadas en aplicación de este Convenio. Dichos gastos se liquidarán al beneficiario final cuando sean justificados convenientemente a SODERCAN.

La entidad financiera no repercutirá a los beneficiarios ningún tipo de gasto o comisión derivado de las operaciones aprobadas en aplicación de este Convenio.