Gestión y competitividad

La mejora de la gestión y el incremento de la competitividad son las claves para la consolidación de la empresa. El éxito de un proyecto empresarial está muy relacionado con la capacidad del equipo de dirección para gestionar el negocio de manera eficiente. Para ello, es imprescindible dotarse de las herramientas adecuadas, que pueden adquirirse a través de distintas vías.

La gestión empresarial busca mejorar la competitividad de la empresa identificando la manera óptima de realizar cada tarea en la organización. Tradicionalmente, las distintas áreas de gestión dentro de una empresa tienen a agruparse en áreas temáticas.

Área económica financiera

Esta área funcional es, dentro de la empresa, la que se encarga de la gestión y toma de decisiones en todo lo relativo al control y gestión de los recursos financieros en la empresa (previsión de necesidades financieras, obtención de financiación, optimización del rendimiento, análisis de viabilidad de las inversiones, control de costes, gestión de tesorería, etc.)

Área de habilidades directivas

Se incluyen aquí aquellas relativas a la toma de decisiones en materia de recursos humanos, liderazgo, negociación, organización del trabajo, etc. Se trata de aspectos muy relacionados con el campo de la comunicación que pueden ayudar a que los equipos de trabajo en una organización funcionen de manera eficiente.

Área de marketing y ventas

El marketing es un conjunto de actividades orientadas a conocer y segmentar las necesidades de los clientes con el objetivo final de satisfacer las mismas y obtener con ello un mayor beneficio económico. Las técnicas de gestión actuales tienen una marcada vocación de orientación al cliente, y en este ámbito, el desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación ha abierto un gran número de oportunidades.

Área de productividad

La actual economía global obliga a incrementar la productividad para ser competitivos. Esto supone hacer más con menos, o lo que es lo mismo, optimizar los recursos disponibles. En la empresa, son múltiples las áreas de mejora de la productividad: control de los despilfarros, gestión del tiempo, gestión documental,...

Área de Nuevas Tecnologías

La irrupción de las Nuevas Tecnologías afecta a las empresas de manera transversal. La posibilidad de realizar ventas online, las redes sociales, el software libre, etc. han cambiado sustancialmente la manera en que las empresas se relacionan con los clientes, con otras empresas y con la Administración. En este caso, además de una gestión de las Nuevas Tecnologías en la empresa, podemos hablar de la tecnología como una herramienta para la gestión de otras áreas (marketing, productividad, económico-financiera¿) gracias a la aparición en el mercado de soluciones adaptadas a cada necesidad.

Los Puntos de Atención de Cantabria Emprendedora pueden orientarte sobre estas materias. Localiza en nuestro buscador tu punto de acceso más cercano y fija una cita en la que un profesional te asesorará.